Buenas noticias para las hipotecas: el euríbor alargará su tregua como mínimo un año más

Se atrasa la expectativa de subida de tipos en Europa, que algunos esperan ya en 2020. La última encuesta de Bloomberg entre bancos de inversión sobre cómo evolucionará el euríbor a tres meses no contempla que entre en positivo hasta el tercer trimestre de 2019.

Puede que la palabra euríbor sea una de esas que, en mayor o menor medida, suene a todo el mundo aunque muchos no sepan explicar con exactitud qué es. Se trata del porcentaje que pagan los bancos europeos cuando se dejan dinero los unos a los otros. La media mensual del precio al que se prestan -aquí pasamos de la teoría a la práctica- es la referencia a la que están vinculados más del 65% de los préstamos hipotecarios en España.

Las políticas monetarias poco convencionales por las que han optado los bancos centrales en los últimos años con el propósito de revivir la economía han inundado de liquidez los mercados y provocado que el euríbor dibuje mínimos tras mínimos desde 2012, con el consecuente alivio que eso supone en la letra que pagan cada mes las personas que tienen una hipoteca a tipo variable.

Sin embargo, la pregunta -lógica- que se hacen muchos es hasta cuándo se va a mantener este anómalo escenario, ahora que los bancos centrales empiezan a diseñar cómo será el fin de los estímulos. Y aunque es imposible saberlo con exactitud, sí que hay indicios que llevan a pensar que el euríbor seguirá dando un respiro en 2018.

Que no se esperen movimientos bruscos de esta referencia a corto plazo supone un alivio para ese 60% de la población que está en posesión de una hipoteca variable -ese porcentaje llegó a ser del 90%-, debido al ahorro de intereses que implica. Se ve mejor con un ejemplo. Pongamos que pidió financiación a su banco en octubre de 2008, cuando el euríbor marcó máximos sin precedentes, por valor de 200.000 euros a devolver en 30 años. Entonces el euríbor cotizaba en el 5,226% mientras que el tipo de interés medio que exigían las entidades en este tipo de préstamos se situaba en el 6,21%.

Calculadora en mano, eso suponía abonar una cuota mensual que superaba los 2.000 euros (2.016 euros) ó 24.200 euros anuales. Esa misma letra sería hoy de 741 euros, teniendo en cuenta que el euríbor a 12 meses cerró en noviembre en el -0,189% y que la TAE media de una hipoteca hoy en día está en el 2,21%, según datos del Banco de España (BdE). En otras palabras, el cambio de escenario conlleva un ahorro de 15.300 euros anuales respecto a hace nueve años.

No obstante, los bajos tipos de interés de los que aún se hace gala en Europa han provocado un abaratamiento, también, de las tasas que cobran los bancos en sus hipotecas a tipo fijo. Con un sector más interesado en vender ahora este tipo de préstamos, el 35% de los hipotecados en España ya no tiene porqué preocuparse de cuál será el próximo movimiento del euríbor.

 

El Economista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s